Recuerdas el testimonio de Luccas?; bueno, acá puedes ver uno de sus sueños cumplidos.😍🙌
La semana previa a la competencia en el Autódromo de Quilpué, Luccas tuvo la oportunidad de ingresar a presenciar los entrenamientos de la carrera que se haría el fin de semana.
Gracias a don Eduardo Kovacs, presidente del CAD Quilpué, Luccas ingresó a la pista e incluso se subió a uno de los autos del Sr. Kovacs.
Lo más impresionante fue la velocidad a la que se desplazaban y el ruido de los motores, al que Luccas llamó «Música para mis oídos».
Este es el comienzo de uno de sus sueños; subirse a un auto de carrera, presenciar la velocidad y escuchar el ruido de los motores y poder ver de cerca todo el aparataje que conlleva la construcción de un automóvil. Ese es el fin al que Luccas, a través de sus estudios, quiere llegar a obtener. Construir con sus propias manos un vehículo y llegar a tener su propia marca.
Por algo se empieza…
Puedes ver uno de sus sueños acá: