Te ofrecemos una forma afectuosa y delicada de enviar condolencias y acompañar a los deudos cuando alguien fallece. Consiste en el envío de una tarjeta con las condolencias y la invitación a participar de una misa en la cual se pide por el alma y eterno descanso de la persona fallecida.